Aquest lloc web utilitza "cookies" pròpies i de tercers per oferir-te un millor servei, en navegar-hi n'acceptes l'ús. Més info x
Conservación
y restauración

El esgrafiado, la recuperación de una técnica.

Probablemente sea el esgrafiado es una de las técnicas más conocida de los revestimientos tradicionales de cal. El origen de su nombre proviene del italiano sgraffiare, es decir, hacer incisiones o rascar con un utensilio especial llamado grafio.

Esta técnica ha sido utilizada desde las civilizaciones más antiguas, para la decoración de cerámica y otros utensilios, hasta formar parte de los grandes conjuntos ornamentales de edificios y palacios del Renacimiento italiano. En Cataluña, con el Modernismo esta técnica tomó especial relevancia hasta convertirse en un sello casi exclusivo, con multitud de muestras difundidas principalmente en Barcelona, ??y también a otros puntos del país.

La técnica del esgrafiado constituye todo un oficio: el de estucador, de gran importancia en el pasado, cuando sus conocimientos eran muy valorados y sólo eran transmitidos de padres a hijos. Pero aún hoy, este oficio pervive reivindicándose desde su vertiente artesanal y desde el respeto hacia los materiales empleados, siendo la cal el centro de todas sus atenciones. Como en tiempos  pasados, los resultados siguen siendo sorprendentes: verdaderas obras de arte que embellecen las casas, edificios y monumentos de nuestros pueblos y ciudades

Con todo el respeto hacia los antiguos artesanos, en SIGNINUM recuperamos las técnicas tradicionales de la cal: esgrafiados, estucos, planchados al fuego, pintura a la cal, etc., como parte indisociable de nuestro patrimonio.