Aquest lloc web utilitza "cookies" pròpies i de tercers per oferir-te un millor servei, en navegar-hi n'acceptes l'ús. Més info x
Proyectos

Tramo del antiguo Canal de la Infanta

En 2007, entre los meses de agosto y septiembre, realizamos los trabajos conservación-restauración de un tramo del antiguo Canal de la Infanta, del siglo XIX, situado en la Avenida Can Cortes de Cornellà de Llobregat (Barcelona ).

El conjunto hidráulico se encontraba en un estado de conservación bastante malo, debido a la cantidad diversa de procesos que le habían afectado a lo largo de los años. Por un lado, la cantidad importante de reparaciones que había sufrido, con materiales de obra muy diversos, había contribuido notablemente a la pérdida de su lectura original. Varias agresiones externas habían contribuido en la pérdida de material de obra original, sobre todo en la zona de la estructura de los filtros, la cual había quedado desfalcada en buena parte. Finalmente, la dejadez que sufría el lugar había contribuido a la proliferación de plantas y también la acumulación de suciedad de origen diverso. Respecto los elementos de hierro, su estado general de conservación era también muy malo. La compuerta tenía el cuerpo central y la estructura que lo sostenía en muy mal estado de conservación, con pérdidas importantes de apoyo y un estado muy avanzado de corrosión. La estructura de los filtros presentaba uno de sus extremos totalmente entregirat a causa de haber sufrido un estrés mecánico importante, a la vez que estaba totalmente sucio por el vertido de material ajeno y presentaba una pequeña capa de corrosión de carácter global. Respecto los propios filtros, éstos presentaban un estado de corrosión generalizado pero acentuado sobre todo en el extremo inferior, con un desgaste significativo, roturas y pérdidas puntuales, por ser la zona con más contacto con el curso del agua de la canalización.

Nuestra intervención


Dada la peculiaridad del conjunto, así como su localización dentro de un espacio urbano, los trabajos de recuperación y puesta en valor del conjunto hidráulico debían garantizar la correcta conservación de los restos arquitectónicos y sus elementos originales. Si bien no era posible recuperar el uso originario del conjunto, la propuesta general de conservación se basó en recuperar su lectura original, respetando al máximo sus materiales originales, el sistema constructivo y todos los elementos que conformaban el conjunto hidráulico.