Aquest lloc web utilitza "cookies" pròpies i de tercers per oferir-te un millor servei, en navegar-hi n'acceptes l'ús. Més info x
Proyectos

Estuco tradicional de cal

Esta masía, situada en la comarca de Osona, ha querido recuperar los revestimientos que antiguamente cubrían sus muros interiores. Fruto del abandono que había sufrido el edificio durante muchos años, estos revestimientos se habían perdido completamente; con nuestra intervención se ha recuperarado el aspecto original que debía mostrar en su época de mayor esplendor.

El espacio

Se trata de una sala de estar situada en la segunda planta del edificio, y por tanto con un uso más privado, como sala-distribuidor de las diferentes estancias de la planta. Aunque presenta pocos elementos ornamentales, sí cabe destacar el trabajo de la piedra original de los dinteles de cada una de sus puertas, las cuales hasta ahora pasaban desapercibidas al ser toda la sala en piedra vista. Por esta razón, hemos creído oportuno resaltarlas en toda su superficie, para a la vez aportar singularidad y magnaficiència al espacio.

Proceso constructivo

Primeramente, al ser todos los muros en piedra vista, ha sido necesario uniformizar sus superficies con un enfoscado de cal y arena, que nos servirá de base para las siguientes capas, y hemos dejado a la vista los dinteles y piedras trabajadas que hemos creído oportuno.

A continuación, se ha iniciado el trabajo propio de estucado tradicional de cal, con el tendido de una primera capa más gruesa de mortero de cal y arena de mármol, para dejarla con un acabado fratasado. A continuación, se ha extendido la segunda capa del enlucido, más fina, realizada con un mortero más gordo de cal y polvo de mármol, y aplicado con la lana de manera heterogénea para evitar dejar trazar demasiado uniformes, al tiempo otorgar un aspecto de aguas en el estuco. Y finalmente, se ha terminado el proceso de trabajo con una última aplicación de una fina capa de cal en pasta, la cual se ha trabajado con espátula y cepillos suaves para dar un aspecto satinado a todas las superficies estucadas.

El resultado final: la recuperación de un espacio diáfano y agradable, y de una técnica de alta calidad arraigada en nuestro pasado.